jueves, 24 de abril de 2008

La felicidad es la mejor jugadora de escondidas y se rinde cuando ya no la buscan.

1 comentario:

Harpo dijo...

Cuando perdés, sos piedra y libre de intentarlo de nuevo, o no.